21 de enero de 2007

Leyenda urbana bursátil, equipamiento para tradear desde casa

Hoy me ha hecho gracia, vía Rankia, llegar a esta noticia/entrevista en El País, y me ha hecho gracia por varios motivos, el primero como se comenta en Rankia, porque es una temeridad inducir al común de los mortales que en bolsa, cualquier ‘pringao’ gana pasta a mansalva hasta el punto de atar a su perro con longanizas, del artículo se desprende que es muy fácil :)

Trader por cuenta propia

La otra cosa que me ha hecho mucha gracia es la típica imagen (de arriba) que se ve en la noticia, el típico ‘bolsista’ (*) que pretende emular el solito a cualquier agencia de bolsa de las de La Plaza de la Lealtad, así todo lleno de monitores (tres tfts y una televisión), llenos de gráficos (en los monitores y pinchados en el tablón de la pared del fondo), un escritorio amplio (la taza del café 'a lo Pepe Navarro', los teclados de los ordenadores, un teléfono, la agenda de teléfonos abierta -supongo que por la página teléfono de la mesa de su broker-, una calculadora, impresora, escáner, fax...), una butaca confortable (esto si es imprescindible), vamos, sacada de la mismísima película Wall Street de 1987, ¡que cuadro!, ¡que tópico/típico!, madre mía, lo siento, me rio porque me da la gana.

Ya puestos mejor este puesto de trabajo de abajo y no esa mierdecilla (*)... en fin, el viernes estuve toda la mañana fuera de casa, llegando pasadas las 2 de la tarde y si supierais que ordenador estuvo trabajando por mi (por cierto, como cualquier otro día, aunque sin vigilancia), a alguno se le caía la mandíbula al suelo, casi mejor no lo voy a decir por hasta me da vergüenza, es un ordenador con cuatro años, obsoleto no, obsoletísimo, pero que sigo usando en el día a día del mercado porque es supersilencioso, añorado silencio, el otro, el grande (el moderno casi nuevo), sólo le uso cuando necesito potencia, que para navegar y tradear no hace falta gran cosa, bueno, un buen tft y una buena butaca si :), y el portátil... ¿Para qué cargar por ahí con un portátil?

Tradeando que es gerundio
Clicar imagen para ampliar.

Lo que quiero decir es que se me escapa la mueca de sonrisilla fácil/tontorrona en la cara, ver de vez en cuando como venden la moto al personal... de verdad que todo es mucho más sencillo, y además la sobreinformación es la mejor y más eficaz manera de permanecer perfectamente desinformado.

Un profesional como el de la segunda foto todavía, pero un inversor particular ‘normal’ aunque se tome la bolsa como un trabajo NO necesita ese chiringuito para vivir de/en la bolsa... y el texto del articulo mejor lo comentamos otro día.

En fin, será que me estoy haciendo mayor, perdón por el rollo.
Un saludo.

(*) Por su puesto este post no es una critica a José Luis Yago (primera foto, de David Rodríguez), que nadie se confunda, cada uno en su casa hace lo que le da la gana, cuando y como quiere, es una critica al artículo de El País, por la imagen absurda (a mi entender) que da del tema, banalizando y cayendo en los topicazos de turno y haciendo publicidad encubierta de las agencias que ‘aconsejan’ cómo, cuándo y por qué en el propio artículo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario